El Estado Mexicano, cómplice y facilitador de la violencia contra las mujeres

Arte de: Danny Leyva, Integrante de Las del Aquelarre Feminista

El machismo en acción, como si fuera obligación cobijar todas las luchas, incluso las que intentan borrarnos. Claro, las mujeres aunque en resistencia DEBEMOS ser buenitas.
Porque terfear a las mujeres es una forma de silenciarlas y violentarlas.
Sí es un discurso de odio escondido bajo la “inclusión” que quiere colocar por encima de las mujeres agendas que violentan a las mujeres y que intentan borrarlas.
Algunas transactivistas insisten en borrarnos y censurarnos.

Película Primas de la cineasta Laura Bari / Foto: captura de pantalla

Llega a México la película “Primas” de la cineasta Laura Bari

La película Primas de la cineasta argentina Laura Bari quien reside actualmente en Montreal, busca visibilizar las violencias que enfrentan las mujeres y su capacidad de resiliencia para sanar su heridas.

Esta obra de Laura Bari forma parte de la 6a. edición de la Muestra de Cine de Québec en México que se lleva a cabo del 20 de febrero al 1 de marzo.

Primas es un retrato evocador de dos primas adolescentes argentinas, Rocío y Aldana, que tras sufrir atroces actos de violencia que interrumpieron sus infancias, logran liberarse de los ahogos del pasado.

En sus viajes por Argentina y Montreal, las niñas alcanzan la madurez teniendo experiencias reveladoras en sus vidas cotidianas; aprendiendo danza, mimo, teatro, circo y artes visuales. Rocío y Aldana expresan a través de sus cuerpos, lo que solo el imaginario respectivo, sus perspectivas singulares y esa inquebrantable capacidad de resiliencia pueden revelar.

En este sentido, Primas se proyecta en presencia de Laura Bari el viernes 22 de febrero en la Cineteca Nacional en el marco de la Muestra de Cine de Québec en México, posteriormente el 25 de febrero a las 19:00 horas dará una conferencia magistral en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC). La entrada es libre. En este encuentro con esta admirable realizadora con motivo de la proyección de su filme, conoceremos su perspectiva acerca de la función del arte en el autodescubrimiento y la capacidad del cine para tejer narrativas que atraviesan la verdad.

  • El dato: La película Primas narra la historia de las propias sobrinas de la directora Laura Bari y dicho filme también ha sido presentado en los festivales de Mar de Plata, Montreal y Zurich.
Foto: Laura Bari / cineasta argentina

Destacamos que la cineasta argentina autodidacta Laura Bari, encantada por la singularidad y la diferencia, eligió el cine como forma motriz para fusionar las artes, la cultura, la educación y la salud mental.

Antoine (2009), su primer largometraje, es sobre la vida imaginaria de un niño ciego. Se presentó exitosamente en unos 30 festivales de todo el mundo, ganando 15 premios.

Su segunda película, Ariel (2013), trata de un hombre que reconstruye su identidad después de un terrible accidente.

Primas (2017) completa la trilogía, revelando una vez más el poder de la imaginación a través del enfoque artístico y singular de la directora, que empuja los límites entre lo real y lo irreal, lo visible y lo invisible.

Te puede interesar:

VIDEO | NOSOTRAS: DOCUMENTAL DE NATALIA BERISTAIN

La indignación social y la furia del movimiento feminista ante la crisis de violencia feminicida en México

La indignación social y la furia del movimiento feminista ante la crisis de violencia feminicida en México

Por Adriana Lecona

La indignación social y la furia del movimiento feminista ante la crisis de violencia de género y feminicida que lacera a nuestro país, encontró en el atroz feminicidio de Ingrid Escamilla el motivo para regresar a la protesta callejera exigiendo a las autoridades acciones contundentes e inmediatas para la prevención efectiva y la erradicación del feminicidio en México, contra los excesos de los medios de comunicación y contra la impunidad galopante del poder judicial.

La extrema violencia del feminicidio de Ingrid Escamilla, la filtración de información confidencial por parte de las autoridades respondientes, y el manejo mediático tanto de las imágenes de su feminicidio como del feminicida por parte de medios de comunicación insensibles y sin la menor ética periodística como las fotografías publicadas en la primera plana del  el diario “La Prensa”, fueron el detonante de la digna rabia feminista que salió a tomar las calles el pasado viernes 14 de febrero para expresar su hartazgo de manera inversamente proporcional al dolor y al nivel de violencia simbólica, directa y expresiva que recibimos las mujeres todos los días, en todos los espacios, todo el tiempo. No hay un solo lugar ni un solo momento en el que las mujeres y las niñas estemos seguras y libres de violencia.

El estigma social sobre la rebelión feminista se explica a partir de la  tradición sociocultural patriarcal impregnada en el imaginario colectivo y reproducido por los aparatos ideológicos del Estado, de que las mujeres “calladitas nos vemos mas bonitas”, de la ruptura de la asignación y asimilación patriarcal de roles y estereotipos sobre lo femenino que se expresan en la ocupación  por las mujeres del espacio público asignado socialmente a los hombres y las formas no convencionales y “poco femeninas” para una realizar una “protesta de mujeres”, en la que se prioriza el cuestionamiento a las pintas en las paredes o monumentos y se olvida el motivo de la protesta #NosEstanMatando

Las expresiones de enojo, rabia, furia y frustración del movimiento feminista encuentran sólidos argumentos; sin duda las demandas feministas son legítimas a la luz de los altos niveles de impunidad judicial y tolerancia social que prevalecen ante el aumento de la violencia feminicida, que expresan el profundo desprecio que tiene esta sociedad hacia la vida de las mujeres; la insensibilidad gubernamental para escuchar asertivamente el dolor de las mujeres en vez de minimizarlo o tratar de acallarlo; y la ilimitada libertad de los medios de comunicación amparados en la “libertad de expresión” para producir y reproducir la violencia contra las mujeres como un espectáculo para vender ejemplares, acumular tráfico o captar mas raiting, en suma para lucrar con la tragedia nacional feminicida.

Por otro lado, actualmente en México nos encontramos en un contexto político de cambios y transformaciones incuestionables de un régimen de corrupción y privilegios con mas de 90 años de instauración de oligarquías, en el cual desde los presidentes y los titulares de las instituciones de seguridad y procuración de justicia hasta las policías municipales se convirtieron en los líderes de los cárteles del crimen organizado del Estado y en protectores del influyentismo y el compadrazgo que tienen a México sumido en la crisis de institucionalidad, de derechos humanos y de valores éticos en la que se encuentra actualmente. Ante este panorama de transformación del régimen político,  el nivel de exigencia social al “nuevo régimen” es muy alto, en comparación con la capacidad y velocidad de trasformación de las leyes, prácticas y cultura política instaladas en las instituciones e impregnada en la misma sociedad. Aunado a ello, los diferentes frentes abiertos para obstaculizar la transformación de México por quienes en su momento se vieron beneficiados del sistema de corrupción y privilegios, me llevan a pensar en la posibilidad de incursión de la “aritmética contrarrevolucionaria” al interior de un movimiento legítimo que busca igualdad y justicia, y que podría estar siendo utilizado para fragmentarse a sí mismo, obstaculizar el avance de su agenda a través de la estigmatización social y para abrirle un frente más al proceso de transformación sociopolítico de México.

México requiere de una transformación integral o no habrá transformación posible, urge una reforma al sistema judicial, núcleo del pacto patriarcal en donde tanto jueces como magistrados  liberan agresores y feminicidas bajo argumentos inverosímiles, y que realizan sus sentencias sin conocimientos sobre derechos de las mujeres y mucho menos de perspectiva de género; urge profesionalizar policías preventivos tanto en perspectiva de género como en la adecuada detención de presuntos agresores y feminicidas y en la aplicación de un protocolo de actuación para la prevención de la violencia de género contra las mujeres, a los policías de investigación y ministerios públicos y demás operadores del sistema  de administración y procuración de justicia de las Fiscalías Federal y Estatales, que no son capaces de realizar e integrar correctamente las diligencias para la integración de los expedientes o carpetas de investigación desde la perspectiva de género.

Se requiere profesionalización policial, una reforma de las Fiscalías, la homologación del tipo penal de feminicidio a nivel nacional, que el gobierno implemente políticas de prevención efectiva desde la educación en la igualdad, difundiendo en la comunidad la igualdad de género y los derechos humanos de las mujeres y las niñas fomentando la construcción de comunidad, políticas inmediatas de búsqueda y localización de mujeres y niñas desaparecidas, y de prevención para evitar que éstas sucedan,  investigar, detener y erradicar las redes de explotación, prostitución y trata de mujeres y niñas, una reforma a ese gran elefante blanco que es la CONAVIM, entre otras muchas medidas que señalan las sentencias internacionales como la de Campo Algodonero, pero inicialmente validar el dolor de las mujeres, dialogar con empatía y encontrar una respuesta más sensible y más cercana a las mujeres para proponer soluciones en común sería un buen comienzo.

Te puede interesar:

La prostitución como violencia de género

Repudiamos la violencia simbólica del Club América

María Salguero mapa de feminicidios en México

María Salguero visibiliza los Feminicidios en México

Nota de la recolección de tuits de la cuenta oficial de Twitter de María Salguero

María Salguero Bañuelos, geofísica por el Instituto Politécnico Nacional (IPN), es una feminista investigadora, científica de datos, activista, especialista en feminicidio y delincuencia organizada.

El pasado 27 de diciembre María Salguero lanzó un hilo de tuits con información valiosa con los resultados de su Mapa Nacional del Feminicidio en México, trabajo que viene realizando los cuales transcribimos textuales a continuación:

1.- En el primer año de Gobierno de @lopezobrador_ han asesinado a 3835 mujeres. Entre 10 y 11 feminicidios al día #NiUnaMenos

Imagen del Mapa Nacional del Feminicidio de María Salguero.

2.- Los estados con más feminicidios por número son: Estado de Mèxico, Guanajuato, Jalisco, Baja California y Chihuahua.

3.- Los estados con más feminicidios por cada 100 mil habitantes son Colima, Baja California, Chihuahua, Quintana Roo y Morelos que también tiene una epidemia de violencia según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Tienen tasas de más de 10 mujeres asesinadas por cada 100 mil habitantes.

4.- Los estados donde se asesinan a mujeres son estados con fuerte presencia de crimen organizado, pero no son las únicas violencias a las que se enfrentan. Es una gráfica de la motivación de la violencia para Sonora.

5.- El mapa lo pueden consultar aquí https://feminicidiosmx.crowdmap.com

6.- Los abrazos y no balazos así como el #FuchiGuàcala no funciona y la cifra de mujeres asesinadas sigue subiendo.

En relación a María Salguero, recientemente el periódico mexicano “El Universal” la incluyó en su lista de las 103 mujeres líderes, destacando su trabajo en la elaboración del Mapa de los Feminicidios.

Además, la revista Forbes el pasado 20 de mayo del 2019 la nombró como una de las 100 mujeres más poderosas de México.

El 15 de octubre del mismo año, fue reconocida por la creación del Mapa Nacional de Feminicidios en México en el Women Economic Forum.

Nota de la redacción: María Salguero es además una gran compañera de lucha y resistencia, aliada en los trabajos de Las del Aquelarre Feminista y una gran amiga llena de sororidad, para nosotras es invaluable, agradecemos profundamente su trabajo y su existencia llena de luz.

Te puede interesar:

El movimiento feminista y la Alerta de Violencia de Género de la CDMX

El movimiento feminista y la Alerta de Violencia de Género en la CDMX

Por Adriana Lecona Escartín

Sabemos que el feminismo es por un lado una teoría política y filosófica, y por otro es un movimiento social en conflicto con el orden patriarcal y la dominación sexual; ambas teoría y práctica constituyen un proyecto político de cambio social que implica la transformación de las complejas relaciones de dominación del sistema patriarcal, y por ende los modelos culturales hegemónicos de relaciones de poder y que tiene como sujeto político al colectivo de las mujeres, no en tanto clase sino en cuanto a género. 

Muchos e importantes han sido los avances que a través del tiempo ha alcanzado el movimiento feminista en cuanto al reconocimiento de los derechos de las mujeres, sin duda ha logrado colocar en la agenda pública las  desigualdades de género que el orden patriarcal supone y sus nefastas consecuencias sociales,  ha incidido de manera sustancial en la elaboración de propuestas legislativas y reformas al orden jurídico de protección y acceso al ejercicio de los derechos humanos de las mujeres para alcanzar la igualdad formal, así como en planes y programas de políticas públicas tendientes a lograr la igualdad sustantiva; sin embargo en los hechos las relaciones de dominación persisten y las prácticas socioculturales basadas en estereotipos y roles de género tradicionales continúan reproduciendo relaciones de desigualdad y  discriminación, en un contexto de inseguridad, violencia y crimen organizado que ha extendido una ola de violencia sexual, violencia feminicida, tolerancia social e impunidad institucional,  afectando con mayor intensidad la vida y la integridad de las mujeres y las niñas.

En este contexto, en septiembre de 2017, dos organizaciones de la sociedad civil defensoras de derechos humanos, Justicia Pro Persona y El Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, solicitaron a la Comisión Nacional para prevenir y Eliminar la Violencia Contra las Mujeres (CONAVIM) decretar la Alerta de Violencia de Género Federal en la Ciudad de México (CDMX), solicitud a la que siguió un largo proceso de tácticas dilatorias para evitar reconocer un grave problema de violencia contra las mujeres, que por motivaciones políticas ha escalado al nivel del tribunal federal, desde donde se ha ordenado a la CONAVIM decretar la Alerta Federal en la CDMX, y aun bajo este mandamiento judicial, las resistencias institucionales para decretarla persisten, pues para la CONAVIM, la participación de las organizaciones de la sociedad civil durante el proceso de implementación de la alerta, resulta incómoda. 

Las del Aquelarre Feministas se sumó a un amplio Comité de Seguimiento a la solicitud de la declaratoria de la Alerta de Violencia de Género (AVG), integrado por organizaciones de la sociedad civil, colectivas, académicas y activistas. Una de nuestras contribuciones para exigir la declaratoria de la AVG en la CDMX, en el año 2018 fue el lanzamiento de una campaña de seis videos La Violencia de Género Vive entre Nosotras, con los testimonios de mujeres valientes que decidieron contar sus historias de violencia machista y relatar sus experiencias de atención en las instituciones de procuración y administración de justicia, evidenciando las trabas institucionales que dificultan el acceso a la justicia, como la aplicación de criterios estereotipados y los escasos conocimientos sobre derechos humanos de las mujeres en la policía, la procuraduría y el poder judicial. Así transcurrió un periodo de gobierno entre la mentira, el maquillaje de cifras, los discursos autocomplacientes y la simulación.

VIDEOS | CAMPAÑA: LA VIOLENCIA DE GÉNERO VIVE ENTRE NOSOTRAS

Aún cuando en diciembre de 2018 llegó un nuevo gobierno a la Ciudad de México, enarbolando la causa de la igualdad de género y los derechos de las mujeres, luego de las denuncias de mujeres vía las  redes sociales tanto de acoso sexual bajo el hashtag #MeToo, como de intentos de secuestros dentro y en las inmediaciones de las estaciones del Sistema de transporte colectivo METRO, el aumento en las desapariciones de mujeres y niñas, la persistencia del feminicidio,  el recrudecimiento de la violencia sexual de género en la calle y en el transporte público, incluso denuncias de agresiones sexuales perpetradas por agentes de los cuerpos policiacos, la revictimización en las instituciones de procuración e impartición de justicia, la carencia de estrategias efectivas de prevención, y la resistencia a decretar la Alerta de Violencia de Género, orilló a organizar acciones colectivas de movilización social cuya intensidad fue proporcional al incremento de la violencia ejercida contra las mujeres. Las expresiones de furia e indignación social fueron recibidas inicialmente como provocaciones a la autoridad, situación que provocó aún mas molestia e indignación en el movimiento feminista, desde donde se insistió con mas movilizaciones y acciones de denuncia pública contra la violencia sexual, física y feminicida, logrando abrir el diálogo entre el Gobierno de la Ciudad de México y organizaciones, colectivas y activistas integrantes del movimiento feminista, para plantear a la autoridad en general, la urgencia de decretar la Alerta de Violencia de Género en la Ciudad. Tras las mesas de diálogo, el gobierno de la CDMX anunció la implementación de seis medidas urgentes para atender la violencia de género, y finalmente el 21 de noviembre de 2019, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum reconoce que tales medidas son insuficientes dada la dimensión del problema y anuncia la Declaratoria Local de la AVGCDMX por violencia sexual, publicándola el 25 de noviembre de 2019, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. 

Con base en cifras oficiales durante 2019 se abrieron en la Ciudad de México 50 carpetas de investigación por feminicidio, 821 denuncias por violación sexual, 669 denuncias por acoso sexual, y 2 mil 840 denuncias por abuso sexual. Considerando que en México la cifra negra de delitos es del 93 por ciento, estos datos  exponen únicamente la punta del iceberg de un problema de violencia incremental.

La AVGCDMX local contempla la implementación de 11 acciones y la integración de un grupo Interinstitucional y multidisciplinario que dará seguimiento a las acciones, mismo que fue instalado el 30 de noviembre de 2019 y al cual hemos sido convocadas a formar parte desde el sector de la sociedad civil.

Nuestro compromiso ahora como integrantes de la sociedad civil en el grupo, es hacer una revisión y análisis profundo sobre el contenido y alcance de las 11 medidas propuestas inicialmente para la implementación de la AVG, su correspondencia con los objetivos planteados y principalmente, contribuir con propuestas concretas de acciones de política pública tendientes a alinear la acción gubernamental de la CDMX a las recomendaciones del Comité de la CEDAW,  participar en el diseño de un programa de acciones concretas, medibles y verificables con un conjunto de indicadores de resultado, dar seguimiento a las acciones, monitorear la rendición de cuentas con transparencia, transmitir las propuestas ciudadanas, de otras colectivas y de mujeres en los diversos sectores sociales, así como realizar acciones desde nuestro campo de actuación para promover la conciencia colectiva que termine con la reproducción de roles y estereotipos de género, la normalización y la tolerancia social a violencia, mediante  acciones de prevención social.

Las del Aquelarre Feminista reconocemos en el Gobierno de la Ciudad de México la voluntad política para promover el derecho a la participación en la vida pública de las organizaciones de la sociedad civil y colectivas feministas, para contribuir y aportar desde nuestro conocimiento y experiencia en los espacios de toma de decisiones, desde donde queremos incidir en la implementación de una Alerta de Violencia de Género que sirva para lograr cambios sociales, culturales institucionales y legales en favor de la igualdad de género, la paz, el fin de la discriminación y de todas las formas de violencia contra las mujeres en la Ciudad de México.   

¿Qué dice exactamente la declaratoria de la Alerta de Violencia de Genero en la Ciudad de México?

Se enlista en la Gaceta Oficial del 25 de noviembre de 2019 lo siguiente:

Primero. Se emite la Declaratoria de Alerta por Violencia contra las Mujeres (DAVM) en la Ciudad de México, con el fin de que se implementen las acciones de emergencia que permitan garantizar la seguridad y los derechos de las mujeres, niñas y adolescentes que habitan o transitan en la Ciudad, así como visibilizar la violencia de género y transmitir un mensaje de cero tolerancia.

Segundo. El Gobierno de la Ciudad de México adoptará las siguientes acciones para garantizar a las mujeres y las niñas que se encuentran bajo su jurisdicción, el derecho a una vida libre de violencia, las cuales serán complementarias a aquellas emitidas por el Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario. Se trata de 11 medidas, que a continuación se enlistan:

  1. Presentar la iniciativa de ley para la creación del Registro Público de Agresores Sexuales.
  2. Exhortar al Congreso de la Ciudad de México para la aprobación de la iniciativa de la llamada “Ley Olimpia” que sanciona el acoso y la violencia digital, así como la iniciativa de ley por la que se crea el Banco de ADN para uso forense, para la persecución de delitos sexuales.
  3. Fortalecer las Unidades Territoriales de Atención y Prevención de la Violencia de Género.
  4. Enviar la propuesta para incorporar en la iniciativa de Ley de la Fiscalía la obligación de certificar a ministerios públicos, asesores jurídicos y peritos en la atención de mujeres víctimas de violencia.
  5. Incrementar el número de senderos seguros del Programa “Camina Libre, Camina Segura”, con el objetivo de erradicar la incidencia delictiva, mejorar las condiciones de seguridad de las mujeres y fomentar el disfrute del espacio público.
  6. Fortalecer las acciones del Programa “Viajemos Seguras y Protegidas” en el transporte público y por plataformas.
  7. Mejorar los espacios físicos y de atención a mujeres en la procuración de justicia para una atención más rápida, cálida y digna.
  8. Establecer una estrategia de formación integral de cuerpos policiales con perspectiva de género y de derechos humanos.
  9. Conformación una auditoría social de procesos en materia de procuración de justicia.
  10. Creación de la Unidad Especializada de Género en la Secretaría de Seguridad Ciudadana para la atención integral y oportuna de delitos cometidos en contra de las mujeres.
  11. Generar campañas masivas para visibilizar y sensibilizar a la sociedad respecto del problema de la violencia hacia las mujeres.

Tercero. Visibilizar la violencia de género y mensaje de cero tolerancia. El Gobierno capitalino deberá enviar un mensaje continuo a la ciudadanía de cero tolerancia ante la comisión de conductas violentas en contra de las mujeres. Este mensaje será divulgado en medios de comunicación y replicado por las 16 alcaldías.

Cuarto. De conformidad con lo previsto en el artículo 9 de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de la Ciudad de México, con el propósito de acordar e implementar las acciones de emergencia para garantizar el cese de la violencia feminicida y la seguridad de las mismas, se deberá:

I. Establecer el Grupo interinstitucional y Multidisciplinario que dará seguimiento a las acciones.

II. Acordar e implementar las acciones necesarias para enfrentar y abatir la violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes.

III. Asignar mayor presupuesto para los Centros de Atención Integral a las Mujeres, necesarios para hacer frente a la alerta de violencia contra las mujeres. 

IV. Hacer del conocimiento público el motivo de la alerta de violencia contra las mujeres y la zona territorial que abarcan las medidas a implementar.

V. Presentación de avances mensuales, de carácter público.

La Secretaría de Gobierno conformará el Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario para dar seguimiento a las acciones de la presente Declaratoria de Alerta. Asimismo, se realizará una invitación a instituciones académicas y de las organizaciones de la sociedad civil para formar parte del Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario.

El Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario deberá: – 

Estudiar y analizar la situación que guarda la violencia contra las mujeres por delitos graves y sistemáticos en su contra en la Ciudad de México, para determinar las acciones interinstitucionales que permitan su erradicación. 

– Invitar a expertos o expertas independientes que, por su experiencia, puedan colaborar en el proceso. Asimismo, podrá convocar a organismos internacionales para que funjan como integrantes observadores.

 – Realizar las acciones para visibilizar la violencia de género y generar un mensaje de cero tolerancia contra todo acto de violencia contra las mujeres. 

– Dar seguimiento a las acciones realizadas y metas alcanzadas, a fin de valorar el momento en el que deba levantarse la Alerta por violencia contra las mujeres en la Ciudad de México.

Fuente: DECRETO POR EL QUE SE EMITE LA DECLARATORIA DE ALERTA POR VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES EN LA CIUDAD DE MÉXICO.

Te puede interesar:

Masculinidades hegemónicas

Masculinidades hegemónicas

Por: Ana Elena Contreras

¿Masculinidades? La masculinidad se define como el conjunto de atributos, valores, comportamientos y conductas que son característicos del hombre en una sociedad determinada.

Cuando hablamos de masculinidad hegemónica hablamos de un concepto propuesto por R. W. Connell, quien nos dice que es es una forma concreta de expresar el género masculino, el ser “hombre”, es la expresión más aceptada y que aporta legitimidad al patriarcado, esto es que garantiza la posición dominante de los hombres y la subordinación de las mujeres y sobre otras identidades de género que se perciben como “femeninos” en la sociedad.

¿Porqué es importante hablar de masculinidades? Porque en una sociedad llena de violencia, donde diariamente asesinan a 9 mujeres y niñas, los hombres están sintiéndose cada vez más confrontados y no saben cómo reaccionar. Mi intención no es decirles qué hacer, sólo dejo la provocación esperando que con responsabilidad se sumen a cuestionarse su construcción del “ser hombres”, que se cuestionen el ejercicio de sus violencias y el porqué de la fragilidad de su masculinidad, e incluso si esta última expresión le parece “demasiado violenta”, espere señoro, continúe la lectura que esto justo es para usted.

¿A qué es a lo que me refiero cuando hablo del constructo de “ser hombre”? pues ya saben, los hombres deben controlar todo, no llorar, ser proveedores en todos sentidos, mandar, celar, tener erecciones siempre, poseer, gritar, acosar, tener la razón y todas esas otras cosas absurdas y violentas que el patriarcado dicta.

Recientemente en un curso de Derechos Humamos, me tocó escuchar dos testimonios de hombres, que se dieron cuenta a partir de una dinámica en la clase del ejercicio de su machismo y de las repercusiones en su vida diaria, además de la percepción de sí mismos a partir de ello. Fue algo totalmente inesperado, una explosión honesta y cargada de dolor que nadie en ese grupo se esperaba.

Las mujeres llevamos décadas dando la batalla desmontando patriarcado, ¿cómo? cuestionándonos, deconstruyéndonos, tejiendo redes, pidiendo ayuda, siendo sororas entre nosotras y re educándonos, sí, de todo eso se trata el feminismo también, y lo seguimos haciendo aún con todo y el estigma del feminismo, tal vez es porque somos unas valientes y aguerridas.

Sin embargo, algunos hombres también han empezado a desmontar patriarcado, con todo y las dificultades de las resistencias propias del “ser hombres”, muchos se están cuestionado su construcción de masculinidad y están analizando el ejercicio de sus violencias y privilegios. Re aprender, re educarse, re construirse a sí mismo es posible y cualquiera con algo de voluntad puede lograrlo.

Cuando los hombres “más progres” nos preguntan cómo pueden ayudar al movimiento feminista es que les decimos: con hombres cuestionándose sus privilegios, el ejercicio de sus violencias, su construcción del “ser hombres”, la forma en que se relacionan con las otredades y el tipo de relaciones afectivas que construyen.

No, no queremos “hombres feministos”, no queremos “ex machos” que se reúnan a cantar, a victimizarse y a justificar sus violencias “porque el patriarcado también los lastima”, ni mucho menos que se pongan a leer de feminismo para patriarcalizar el discurso y aprovecharse del mismo con una fachada de “aliados” porque justo esos hombres llenos de resistencias para hacer cambios sobre sí mismos son los más peligrosos.

La sociedad igualitaria, progresista, libre, y respetuosa a la que mujeres y hombres deberíamos aspirar, debería ser una que tenga la suficiente valentía para no andar simulando y con todo el dolor que cuesta la deconstrucción del patriarcado, hacerse cargo de sí mismxs y ponerse a desaprender todas esas cosas torcidas con la cual fuimos educaxs, porque sólo así, lograremos tener libertad, relaciones sanas y la enteresa para retirarse de lugares, situaciones, relaciones y espacios que no son dignos para cada una y uno.

Si usted hombre hegemónico llegó con la lectura hasta aquí espero que empiece a hacerse las preguntas correctas que le lleven a buscar un espacio adecuado, serio y profesional para empezar a hacer una verdadera re-evolución, que lo lleve a ser un sujeto de cambio social, el reto está ahora en sus manos, decida qué hacer con él.

P.D. Este pequeño artículo va con especial dedicatoria a mis compañeros del curso de Derechos Humanos, gracias por su valentía y por darle el jalón a la venda. Ah! no se queden ahí, ¡pueden dar muchos pasos más hacia adelante!

Te puede interesar: