FilminLatino de IMCINE y Las del Aquelarre te ofrecen cine feminista en línea

La colectiva Las del Aquelarre Feministas se suman a la plataforma digital FilminLatino del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), en colaboración con la Secretaría de Cultura, que tiene disponibles diversos títulos con narrativas con perspectiva de género entre sus más de mil 600 títulos con lo mejor de la cinematografía nacional e internacional para verse en línea.

El objetivo es que las personas interesadas en ver documentales, cortometrajes o largometrajes donde se proyecten historias con distintas narrativas, ya sea con enfoque feminista, perspectiva de género o derechos humanos, puedan acceder a estos mensajes cinematográficos de manera gratuita.

  • El dato: Dicha plataforma surgió en 2015 con el objetivo de ofrecer una manera diferente de disfrutar del séptimo arte en México. Actualmente se ha posicionado como una de las plataformas OTT (Over The Top, por sus siglas en inglés) mejor aceptadas en el país.

La gran variedad de producciones en el catálogo abarcan casi todas las etapas y géneros de la cinematografía llevados a ficciones, documentales, clásicos, cortometrajes, series y películas para niñas y niños.

FilminLatino es una de las primeras plataformas en realizar estrenos simultáneos con salas de cine; cuenta con una gran diversidad de temas, directoras y países que integran su catálogo; además cuenta con una sección gratuita patrocinada por IMCINE que hace muy accesible la experiencia de ver películas desde casa.

La atractiva cantidad de secciones vuelve más cercana la práctica de encontrar recomendaciones cinematográficas debido a que se aleja del modelo algorítmico para ofrecer curadurías dirigidas a todos los públicos basándose en los intereses, aficiones y  preferencias de las y los espectadores, como en lo más novedoso del ambiente cinematográfico como muestras, festivales o ciclos. Sumado a lo anterior, invita al diálogo directo con las películas a través de un blog construido con textos especializados sobre lo más actual del séptimo arte y destaca la importancia de obras clásicas de todo el mundo.

En la plataforma existen diferentes modalidades para poder adentrarse al vasto contenido: la primera es a través de la sección gratuita que requiere un registro muy simple, sin necesidad de ingresar datos bancarios, para poder ver cine de manera legal y sin costo; la segunda es la suscripción mensual o semestral que permite el acceso a la mayor parte de las películas que conforman el catálogo; la tercera es la renta individual de películas y series.

FilminLatino se puede disfrutar a través de una computadora desde el sitio web www.filminlatino.mx, así como en dispositivos móviles, tablets y Smart TV a través de la aplicación compatible con iOS y dispositivos Android. Estos a su vez son compatibles con Apple TV y Chromecast.

Con información de filmlatinomx

Te puede interesar:

La indignación social y la furia del movimiento feminista ante la crisis de violencia feminicida en México

La indignación social y la furia del movimiento feminista ante la crisis de violencia feminicida en México

Por Adriana Lecona

La indignación social y la furia del movimiento feminista ante la crisis de violencia de género y feminicida que lacera a nuestro país, encontró en el atroz feminicidio de Ingrid Escamilla el motivo para regresar a la protesta callejera exigiendo a las autoridades acciones contundentes e inmediatas para la prevención efectiva y la erradicación del feminicidio en México, contra los excesos de los medios de comunicación y contra la impunidad galopante del poder judicial.

La extrema violencia del feminicidio de Ingrid Escamilla, la filtración de información confidencial por parte de las autoridades respondientes, y el manejo mediático tanto de las imágenes de su feminicidio como del feminicida por parte de medios de comunicación insensibles y sin la menor ética periodística como las fotografías publicadas en la primera plana del  el diario “La Prensa”, fueron el detonante de la digna rabia feminista que salió a tomar las calles el pasado viernes 14 de febrero para expresar su hartazgo de manera inversamente proporcional al dolor y al nivel de violencia simbólica, directa y expresiva que recibimos las mujeres todos los días, en todos los espacios, todo el tiempo. No hay un solo lugar ni un solo momento en el que las mujeres y las niñas estemos seguras y libres de violencia.

El estigma social sobre la rebelión feminista se explica a partir de la  tradición sociocultural patriarcal impregnada en el imaginario colectivo y reproducido por los aparatos ideológicos del Estado, de que las mujeres “calladitas nos vemos mas bonitas”, de la ruptura de la asignación y asimilación patriarcal de roles y estereotipos sobre lo femenino que se expresan en la ocupación  por las mujeres del espacio público asignado socialmente a los hombres y las formas no convencionales y “poco femeninas” para una realizar una “protesta de mujeres”, en la que se prioriza el cuestionamiento a las pintas en las paredes o monumentos y se olvida el motivo de la protesta #NosEstanMatando

Las expresiones de enojo, rabia, furia y frustración del movimiento feminista encuentran sólidos argumentos; sin duda las demandas feministas son legítimas a la luz de los altos niveles de impunidad judicial y tolerancia social que prevalecen ante el aumento de la violencia feminicida, que expresan el profundo desprecio que tiene esta sociedad hacia la vida de las mujeres; la insensibilidad gubernamental para escuchar asertivamente el dolor de las mujeres en vez de minimizarlo o tratar de acallarlo; y la ilimitada libertad de los medios de comunicación amparados en la “libertad de expresión” para producir y reproducir la violencia contra las mujeres como un espectáculo para vender ejemplares, acumular tráfico o captar mas raiting, en suma para lucrar con la tragedia nacional feminicida.

Por otro lado, actualmente en México nos encontramos en un contexto político de cambios y transformaciones incuestionables de un régimen de corrupción y privilegios con mas de 90 años de instauración de oligarquías, en el cual desde los presidentes y los titulares de las instituciones de seguridad y procuración de justicia hasta las policías municipales se convirtieron en los líderes de los cárteles del crimen organizado del Estado y en protectores del influyentismo y el compadrazgo que tienen a México sumido en la crisis de institucionalidad, de derechos humanos y de valores éticos en la que se encuentra actualmente. Ante este panorama de transformación del régimen político,  el nivel de exigencia social al “nuevo régimen” es muy alto, en comparación con la capacidad y velocidad de trasformación de las leyes, prácticas y cultura política instaladas en las instituciones e impregnada en la misma sociedad. Aunado a ello, los diferentes frentes abiertos para obstaculizar la transformación de México por quienes en su momento se vieron beneficiados del sistema de corrupción y privilegios, me llevan a pensar en la posibilidad de incursión de la “aritmética contrarrevolucionaria” al interior de un movimiento legítimo que busca igualdad y justicia, y que podría estar siendo utilizado para fragmentarse a sí mismo, obstaculizar el avance de su agenda a través de la estigmatización social y para abrirle un frente más al proceso de transformación sociopolítico de México.

México requiere de una transformación integral o no habrá transformación posible, urge una reforma al sistema judicial, núcleo del pacto patriarcal en donde tanto jueces como magistrados  liberan agresores y feminicidas bajo argumentos inverosímiles, y que realizan sus sentencias sin conocimientos sobre derechos de las mujeres y mucho menos de perspectiva de género; urge profesionalizar policías preventivos tanto en perspectiva de género como en la adecuada detención de presuntos agresores y feminicidas y en la aplicación de un protocolo de actuación para la prevención de la violencia de género contra las mujeres, a los policías de investigación y ministerios públicos y demás operadores del sistema  de administración y procuración de justicia de las Fiscalías Federal y Estatales, que no son capaces de realizar e integrar correctamente las diligencias para la integración de los expedientes o carpetas de investigación desde la perspectiva de género.

Se requiere profesionalización policial, una reforma de las Fiscalías, la homologación del tipo penal de feminicidio a nivel nacional, que el gobierno implemente políticas de prevención efectiva desde la educación en la igualdad, difundiendo en la comunidad la igualdad de género y los derechos humanos de las mujeres y las niñas fomentando la construcción de comunidad, políticas inmediatas de búsqueda y localización de mujeres y niñas desaparecidas, y de prevención para evitar que éstas sucedan,  investigar, detener y erradicar las redes de explotación, prostitución y trata de mujeres y niñas, una reforma a ese gran elefante blanco que es la CONAVIM, entre otras muchas medidas que señalan las sentencias internacionales como la de Campo Algodonero, pero inicialmente validar el dolor de las mujeres, dialogar con empatía y encontrar una respuesta más sensible y más cercana a las mujeres para proponer soluciones en común sería un buen comienzo.

Te puede interesar:

La prostitución como violencia de género

Repudiamos la violencia simbólica del Club América

El movimiento feminista y la Alerta de Violencia de Género de la CDMX

El movimiento feminista y la Alerta de Violencia de Género en la CDMX

Por Adriana Lecona Escartín

Sabemos que el feminismo es por un lado una teoría política y filosófica, y por otro es un movimiento social en conflicto con el orden patriarcal y la dominación sexual; ambas teoría y práctica constituyen un proyecto político de cambio social que implica la transformación de las complejas relaciones de dominación del sistema patriarcal, y por ende los modelos culturales hegemónicos de relaciones de poder y que tiene como sujeto político al colectivo de las mujeres, no en tanto clase sino en cuanto a género. 

Muchos e importantes han sido los avances que a través del tiempo ha alcanzado el movimiento feminista en cuanto al reconocimiento de los derechos de las mujeres, sin duda ha logrado colocar en la agenda pública las  desigualdades de género que el orden patriarcal supone y sus nefastas consecuencias sociales,  ha incidido de manera sustancial en la elaboración de propuestas legislativas y reformas al orden jurídico de protección y acceso al ejercicio de los derechos humanos de las mujeres para alcanzar la igualdad formal, así como en planes y programas de políticas públicas tendientes a lograr la igualdad sustantiva; sin embargo en los hechos las relaciones de dominación persisten y las prácticas socioculturales basadas en estereotipos y roles de género tradicionales continúan reproduciendo relaciones de desigualdad y  discriminación, en un contexto de inseguridad, violencia y crimen organizado que ha extendido una ola de violencia sexual, violencia feminicida, tolerancia social e impunidad institucional,  afectando con mayor intensidad la vida y la integridad de las mujeres y las niñas.

En este contexto, en septiembre de 2017, dos organizaciones de la sociedad civil defensoras de derechos humanos, Justicia Pro Persona y El Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, solicitaron a la Comisión Nacional para prevenir y Eliminar la Violencia Contra las Mujeres (CONAVIM) decretar la Alerta de Violencia de Género Federal en la Ciudad de México (CDMX), solicitud a la que siguió un largo proceso de tácticas dilatorias para evitar reconocer un grave problema de violencia contra las mujeres, que por motivaciones políticas ha escalado al nivel del tribunal federal, desde donde se ha ordenado a la CONAVIM decretar la Alerta Federal en la CDMX, y aun bajo este mandamiento judicial, las resistencias institucionales para decretarla persisten, pues para la CONAVIM, la participación de las organizaciones de la sociedad civil durante el proceso de implementación de la alerta, resulta incómoda. 

Las del Aquelarre Feministas se sumó a un amplio Comité de Seguimiento a la solicitud de la declaratoria de la Alerta de Violencia de Género (AVG), integrado por organizaciones de la sociedad civil, colectivas, académicas y activistas. Una de nuestras contribuciones para exigir la declaratoria de la AVG en la CDMX, en el año 2018 fue el lanzamiento de una campaña de seis videos La Violencia de Género Vive entre Nosotras, con los testimonios de mujeres valientes que decidieron contar sus historias de violencia machista y relatar sus experiencias de atención en las instituciones de procuración y administración de justicia, evidenciando las trabas institucionales que dificultan el acceso a la justicia, como la aplicación de criterios estereotipados y los escasos conocimientos sobre derechos humanos de las mujeres en la policía, la procuraduría y el poder judicial. Así transcurrió un periodo de gobierno entre la mentira, el maquillaje de cifras, los discursos autocomplacientes y la simulación.

VIDEOS | CAMPAÑA: LA VIOLENCIA DE GÉNERO VIVE ENTRE NOSOTRAS

Aún cuando en diciembre de 2018 llegó un nuevo gobierno a la Ciudad de México, enarbolando la causa de la igualdad de género y los derechos de las mujeres, luego de las denuncias de mujeres vía las  redes sociales tanto de acoso sexual bajo el hashtag #MeToo, como de intentos de secuestros dentro y en las inmediaciones de las estaciones del Sistema de transporte colectivo METRO, el aumento en las desapariciones de mujeres y niñas, la persistencia del feminicidio,  el recrudecimiento de la violencia sexual de género en la calle y en el transporte público, incluso denuncias de agresiones sexuales perpetradas por agentes de los cuerpos policiacos, la revictimización en las instituciones de procuración e impartición de justicia, la carencia de estrategias efectivas de prevención, y la resistencia a decretar la Alerta de Violencia de Género, orilló a organizar acciones colectivas de movilización social cuya intensidad fue proporcional al incremento de la violencia ejercida contra las mujeres. Las expresiones de furia e indignación social fueron recibidas inicialmente como provocaciones a la autoridad, situación que provocó aún mas molestia e indignación en el movimiento feminista, desde donde se insistió con mas movilizaciones y acciones de denuncia pública contra la violencia sexual, física y feminicida, logrando abrir el diálogo entre el Gobierno de la Ciudad de México y organizaciones, colectivas y activistas integrantes del movimiento feminista, para plantear a la autoridad en general, la urgencia de decretar la Alerta de Violencia de Género en la Ciudad. Tras las mesas de diálogo, el gobierno de la CDMX anunció la implementación de seis medidas urgentes para atender la violencia de género, y finalmente el 21 de noviembre de 2019, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum reconoce que tales medidas son insuficientes dada la dimensión del problema y anuncia la Declaratoria Local de la AVGCDMX por violencia sexual, publicándola el 25 de noviembre de 2019, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. 

Con base en cifras oficiales durante 2019 se abrieron en la Ciudad de México 50 carpetas de investigación por feminicidio, 821 denuncias por violación sexual, 669 denuncias por acoso sexual, y 2 mil 840 denuncias por abuso sexual. Considerando que en México la cifra negra de delitos es del 93 por ciento, estos datos  exponen únicamente la punta del iceberg de un problema de violencia incremental.

La AVGCDMX local contempla la implementación de 11 acciones y la integración de un grupo Interinstitucional y multidisciplinario que dará seguimiento a las acciones, mismo que fue instalado el 30 de noviembre de 2019 y al cual hemos sido convocadas a formar parte desde el sector de la sociedad civil.

Nuestro compromiso ahora como integrantes de la sociedad civil en el grupo, es hacer una revisión y análisis profundo sobre el contenido y alcance de las 11 medidas propuestas inicialmente para la implementación de la AVG, su correspondencia con los objetivos planteados y principalmente, contribuir con propuestas concretas de acciones de política pública tendientes a alinear la acción gubernamental de la CDMX a las recomendaciones del Comité de la CEDAW,  participar en el diseño de un programa de acciones concretas, medibles y verificables con un conjunto de indicadores de resultado, dar seguimiento a las acciones, monitorear la rendición de cuentas con transparencia, transmitir las propuestas ciudadanas, de otras colectivas y de mujeres en los diversos sectores sociales, así como realizar acciones desde nuestro campo de actuación para promover la conciencia colectiva que termine con la reproducción de roles y estereotipos de género, la normalización y la tolerancia social a violencia, mediante  acciones de prevención social.

Las del Aquelarre Feminista reconocemos en el Gobierno de la Ciudad de México la voluntad política para promover el derecho a la participación en la vida pública de las organizaciones de la sociedad civil y colectivas feministas, para contribuir y aportar desde nuestro conocimiento y experiencia en los espacios de toma de decisiones, desde donde queremos incidir en la implementación de una Alerta de Violencia de Género que sirva para lograr cambios sociales, culturales institucionales y legales en favor de la igualdad de género, la paz, el fin de la discriminación y de todas las formas de violencia contra las mujeres en la Ciudad de México.   

¿Qué dice exactamente la declaratoria de la Alerta de Violencia de Genero en la Ciudad de México?

Se enlista en la Gaceta Oficial del 25 de noviembre de 2019 lo siguiente:

Primero. Se emite la Declaratoria de Alerta por Violencia contra las Mujeres (DAVM) en la Ciudad de México, con el fin de que se implementen las acciones de emergencia que permitan garantizar la seguridad y los derechos de las mujeres, niñas y adolescentes que habitan o transitan en la Ciudad, así como visibilizar la violencia de género y transmitir un mensaje de cero tolerancia.

Segundo. El Gobierno de la Ciudad de México adoptará las siguientes acciones para garantizar a las mujeres y las niñas que se encuentran bajo su jurisdicción, el derecho a una vida libre de violencia, las cuales serán complementarias a aquellas emitidas por el Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario. Se trata de 11 medidas, que a continuación se enlistan:

  1. Presentar la iniciativa de ley para la creación del Registro Público de Agresores Sexuales.
  2. Exhortar al Congreso de la Ciudad de México para la aprobación de la iniciativa de la llamada “Ley Olimpia” que sanciona el acoso y la violencia digital, así como la iniciativa de ley por la que se crea el Banco de ADN para uso forense, para la persecución de delitos sexuales.
  3. Fortalecer las Unidades Territoriales de Atención y Prevención de la Violencia de Género.
  4. Enviar la propuesta para incorporar en la iniciativa de Ley de la Fiscalía la obligación de certificar a ministerios públicos, asesores jurídicos y peritos en la atención de mujeres víctimas de violencia.
  5. Incrementar el número de senderos seguros del Programa “Camina Libre, Camina Segura”, con el objetivo de erradicar la incidencia delictiva, mejorar las condiciones de seguridad de las mujeres y fomentar el disfrute del espacio público.
  6. Fortalecer las acciones del Programa “Viajemos Seguras y Protegidas” en el transporte público y por plataformas.
  7. Mejorar los espacios físicos y de atención a mujeres en la procuración de justicia para una atención más rápida, cálida y digna.
  8. Establecer una estrategia de formación integral de cuerpos policiales con perspectiva de género y de derechos humanos.
  9. Conformación una auditoría social de procesos en materia de procuración de justicia.
  10. Creación de la Unidad Especializada de Género en la Secretaría de Seguridad Ciudadana para la atención integral y oportuna de delitos cometidos en contra de las mujeres.
  11. Generar campañas masivas para visibilizar y sensibilizar a la sociedad respecto del problema de la violencia hacia las mujeres.

Tercero. Visibilizar la violencia de género y mensaje de cero tolerancia. El Gobierno capitalino deberá enviar un mensaje continuo a la ciudadanía de cero tolerancia ante la comisión de conductas violentas en contra de las mujeres. Este mensaje será divulgado en medios de comunicación y replicado por las 16 alcaldías.

Cuarto. De conformidad con lo previsto en el artículo 9 de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de la Ciudad de México, con el propósito de acordar e implementar las acciones de emergencia para garantizar el cese de la violencia feminicida y la seguridad de las mismas, se deberá:

I. Establecer el Grupo interinstitucional y Multidisciplinario que dará seguimiento a las acciones.

II. Acordar e implementar las acciones necesarias para enfrentar y abatir la violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes.

III. Asignar mayor presupuesto para los Centros de Atención Integral a las Mujeres, necesarios para hacer frente a la alerta de violencia contra las mujeres. 

IV. Hacer del conocimiento público el motivo de la alerta de violencia contra las mujeres y la zona territorial que abarcan las medidas a implementar.

V. Presentación de avances mensuales, de carácter público.

La Secretaría de Gobierno conformará el Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario para dar seguimiento a las acciones de la presente Declaratoria de Alerta. Asimismo, se realizará una invitación a instituciones académicas y de las organizaciones de la sociedad civil para formar parte del Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario.

El Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario deberá: – 

Estudiar y analizar la situación que guarda la violencia contra las mujeres por delitos graves y sistemáticos en su contra en la Ciudad de México, para determinar las acciones interinstitucionales que permitan su erradicación. 

– Invitar a expertos o expertas independientes que, por su experiencia, puedan colaborar en el proceso. Asimismo, podrá convocar a organismos internacionales para que funjan como integrantes observadores.

 – Realizar las acciones para visibilizar la violencia de género y generar un mensaje de cero tolerancia contra todo acto de violencia contra las mujeres. 

– Dar seguimiento a las acciones realizadas y metas alcanzadas, a fin de valorar el momento en el que deba levantarse la Alerta por violencia contra las mujeres en la Ciudad de México.

Fuente: DECRETO POR EL QUE SE EMITE LA DECLARATORIA DE ALERTA POR VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES EN LA CIUDAD DE MÉXICO.

Te puede interesar:

Marcha por el #25N: Uso desmedido de policías y trabajadoras del gobierno de la CDMX

Marcha por el #25N: Uso desmedido de policías y trabajadoras del gobierno de la CDMX

Ciudad de México.- Este lunes 25 de noviembre, en el marco del Día Internacional de la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, diferentes grupos de feministas, defensoras de derechos humanos, madres de víctimas y mujeres nos dimos cita en diferentes puntos de la capital mexicana para salir a las calles a visibilizar la violencia que nos golpea día a día.

Desde muy tempranas horas los medios de comunicación tendenciosos realizaron entrevistas al gobierno de la Ciudad de México enfocando sus preguntas a posibles expresiones de violencia. Por tales motivos consideramos que tales entrevistas tendenciosas comenzaron a encender los ánimos entre las manifestantes, marchantes, el gobierno y la sociedad.

Cabe señalar que en el desarrollo de dichas entrevistas tendenciosas detectamos que fueron realizadas por medios de comunicación que dan voz a “la ultraderecha” y que su único objetivo es el de desprestigiar al movimiento feminista.

Lamentablemente la reacción del gobierno de la Ciudad de México, la cual fue justo caer en la provocación, no en la provocación de las manifestantes sino en la de los medios tendenciosos de la ultraderecha. Como consecuencia hubo un despliegue desmedido de fuerzas policiacas, de grupos de granaderos, también acudieron personas funcionarias que trabajan al interior del gobierno capitalino formando un supuesto “cordón de paz”. Este mensaje no fue un mensaje positivo, ni conciliador para quienes marchamos y que ponemos el cuerpo todos los días en la defensa de los derechos de las mujeres y las niñas de esta ciudad.

Algunas de las imágenes que logramos captar fueron transmisiones en vivo con la finalidad de documentar de primera mano y en tiempo real lo que sucedía en la marcha en diferentes puntos de la misma. Fue una marcha en su mayoría conformada con mujeres, hubo contingentes mixtos pero insistimos en su mayoría eran mujeres, muchas de ellas jóvenes y se encontraban menores de edad, niñas de brazos, niñas de tres años que marchaban junto a sus madres. Sin embargo estos contigentes de mujeres y niñas marcharon rodeadas de 100, 200 y hasta 500 policías.

Dentro de los grupo de policías habían policías mujeres que portaban cascos, toletes, escudos; policías en motocicletas por toda la marcha que no dejaron de rondar la marcha; mujeres y hombres vestidos de civiles.

Muchos helicópteros estuvieron sobrevolando en todo momento la marcha y en un contraste ridículo las marchantes iban armadas de veladoras, pañuelos verdes y violetas, cruces, carteles con consignas, niñas con diademas de unicornio y de princesas, tambores y algunos objetos más que no representaba ningún peligro, si acaso frascos con pintura de aerosol.

En diferentes puntos de la marcha, la policía capitalina se encargó de segmentarla, fueron encapsulando a pequeños grupos de universitarias que evidentemente eran jovencitas de entre 17 y 19 años, aprovecharon la vulnerabilidad de esos pequeñosos grupos conformados por 15 personas que iban rodeadas por 50 y 80 mujeres policías aproximadamente, que si bien no se acercaban, o agredían a las manifestantes, sí era bastante intimidante verlas encapsularlas, ya que se les veía el miedo por encima.

El uso de gases lacrimógenos se empezó a dar desde La Torre del Caballito. A lo lejos se veían las nubes de humo y empezaba a picarte la nariz y la garganta. Había un ambiente de confusión ya que nunca se entendió qué cosa era lo que sucedía porque había tanto policía que era difícil identificar si había algo dentro de la marcha o era algo externo de la misma o incluso era algo de entre los mismos policías o de los llamados cordones o cinturones de paz.

Los grupos de familiares y de madres de víctimas también fueron acordonados y encapsulados por diferentes grupos policiacos que incluso impedían el paso por las avenidas por donde originalmente se había programado el trayecto de la marcha.

Era ridículo ver alrededor de la avenida Reforma las diferentes vallas metálicas, monumentos plastificados y comercios cerrados, que cuando escuchaban que se acercaba la marcha bajaron sus cortinas y toda la prensa atenta al más mínimo movimiento de cualquier spray.

Fue una marcha que se vivió con mucho miedo, no solamente por quienes estuvimos marchando sino incluso por muchas de las policías que fueron obligadas asistir y ni qué decir de las mujeres que hicieron el cordón de paz que también lucían incómodas y temerosas, sobre todo al presenciar cómo grupos pequeños de anarquistas realizaron algunas pintas en el trayecto de la marcha.

Finalmente, cuando los diversos contigentes de la marcha llegamos a la Antimonumenta contra el Feminicidio con la finalidad de llevar a cabo La Velada Por Las Mujeres Que Ya No Están, un grupo de 30 mujeres fuimos cercadas por casi 250 policías mientras nos lanzaban gas, sin que pudiéramos hacer nada, mas que replegarnos, tomarnos de las manos y pedirles que nos dieron espacio.

Este es el mensaje que el 25 de noviembre, Día Internacional de la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres dio el gobierno de Claudia Sheinbaum, un mensaje de represión, y uso desmedido de fuerza y presencia de representantes del Estado, desde grupos de hombres, mujeres policías y trabajadoras del gobierno que acudieron coaccionadas a una marcha, obligándolas a enfrentarse mujeres contra mujeres, marchantes contra mujeres y familiares contra policías. Pareciera que era lo que se tenía que hacer ya que jamás habíamos visto tantos policías que demostraran tanta preocupación, temor y tensión.

¿…Y el cinturón de paz?

Si este es el cinturón de paz, no nos imaginamos el cinturón de guerra. Si de la misma manera en que hoy salieron a inundar las calles para proteger monumentos históricos, paredes y edificios se movilizaran para detener a violadores, asesinos de niñas, de mujeres y para dar seguimiento a carpetas de investigación, tal vez no habría la necesidad de salir a marchar, a protestar y a exigir justicia.

Si los recursos utilizados el día de hoy para el despliegue de helicópteros, policías, granaderos, trabajadoras y trabajadores del gobierno de la Ciudad de México, para la vigilancia de la marcha y colocación de vallas fuera destinado para poder hacer que las carpetas de investigación funcionaran, para otorgar salarios dignos, para poder perseguir y castigar a las personas servidoras públicas corruptas, que no hacen su trabajo, que revictimizan y que impiden el acceso a la justicia de mujeres y niñas, otro panorama tendríamos en esta ciudad.

Hoy nos sentimos avergonzadas de estar en la ciudad considerada la más progresista de México, en donde tuvimos una marcha que fue absolutamente ridícula y que por momentos parecía que quienes marchaban eran ellos, por la cantidad desmedida de policías que inundaron las calles y que reflejaban temor de estar ahí, tal vez el mismo temor como de nosotras de marchar.

Este no fue un mensaje conciliador, fue un mensaje torpe, sin sentido, alimentado por la ultraderecha, incentivado por los medios de comunicación que están atizando permanentemente, llenando los noticieros de mensajes negativos y ocultando la información de lo que ocurrió en la marcha.

Nos sentimos avergonzadas de esta ciudad de supuesta vanguardia, donde grupos de policías fueron obligados a enfrentar a mujeres, adultas mayores, estudiantes y niñas que lo único que exigimos es justicia, justicia para nuestras hermanas y por las niñas y mujeres que ya no están.

¡Vivas se las llevaron, vivas las queremos!

Colectiva Las del Aquelarre Feministas

Te puede interesar:

Alerta de Violencia de Género en la CDMX

Opinión de: Ana Elena Contreras

En relación al video de hoy de la Jefa de Gobierno de la declaratoria de la Alerta de Violencia de Género (AVG) para la Ciudad de México (CDMX): saludo el comunicado de no más tolerancia a la violencia contra las mujeres y las niñas, porque justo considero que además de las acciones ya implementadas, la declaratoria es un poderoso mensaje político dirigido a los violentadores, en donde se deja claro que desde el Gobierno de la Ciudad hay un compromiso con la integridad y la vida de mujeres y niñas que viven y transitan en la Ciudad de México y que ese compromiso incluye no sólo la persecución del delito, sino también diversas acciones encaminadas a la erradicación de la violencia.

Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo
Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo

Sin embargo, considero que la participación de las OSC y colectivas que hacemos la defensa de los derechos de las mujeres es necesaria, porque somos las que tenemos el pulso de lo que pasa diariamente en la Ciudad y somos quienes trabajamos y nos enfrentamos con la violencia institucional representada por funcionarios y funcionarias públicas que impiden el derecho al acceso a la justicia de mujeres, niñas y familiares.

También considero que es el momento de reforzar nuestra exigencia al Poder Judicial y al Congreso de la Ciudad para que asuman y cumplan con su tramo de responsabilidad en la crisis de violencia de género y violencia feminicida por el que atravesamos en la Ciudad.

No olvidemos que el acceso a la justicia es una de las principales deudas por las cuales las feministas hemos salido a tomar las calles innumerablemente, aunado a ello, incluyo la exigencia a la no repetición y la reparación del daño.

Además del aumento al presupuesto, es importante no olvidar hacer la vigilancia minuciosa para su correcta aplicación, porque el desvío de recursos ha sido una constante en las alertas actuales.

En relación a la profesionalización de Ministerios Públicos, por favor no olvidemos incluir a Juzgados Cívicos y realizar una evaluación permanente para poder desde ahí erradicar la violencia que obstaculiza el acceso a la justicia. Que las evaluaciones y sanciones a ellos sean las primeras en realizarse porque nos han demostrado que no les importa filtrar informació, venderla a medios, revictimizar a las mujeres o desestimar las denuncias.

Quiero aclarar además que la violencia que nos preocupa a las feministas no solo en la violencia sexual, la que tenemos también en la mira por su alarmante crecimiento es la violencia feminicida que ha alcanzado a las infancias y debemos poner en cada uno de los escalones un alto con contundencia y certeza, así como hoy el mensaje se dio fuerte y claro, las acciones tienen que reforzar los discursos y la buena voluntad política.

Es importante finalizar resaltando que hoy la Dra. Claudia Sheinbaum, dio un paso hacia adelante en la defensa de la integridad y vida de las mujeres, y que además ha honrando su palabra dada en las mesas de dialogo con las feministas: está de nuestro lado.

Sí, está caminando a la “Cero tolerancia al abuso y violencia de género”. Y yo reitero lo que desde mi activismo he observado en esta 4T, sí, se han equivocado algunas veces, pero también han escuchado y han sabido rectificar el paso y eso no lo podemos negar.

Te puede interesar:

FOTOS Y VIDEO | DECIDE CLAUDIA SHEINBAUM DECRETAR AVG EN CDMX